Inicio Crea tu negocio Los niños emprendedores que han dejado huella en el mercado.

Los niños emprendedores que han dejado huella en el mercado.

1992
0
Compartir

Los niños sí son capaces de emprender ¿Lo creerías? Manejar un negocio no solo es cuestión de adultos, aquí te decimos por qué.

Si tu sueño es emprender, las excusas no serán nunca una buena opción. Estos niños lo demuestran. La edad ya no es un impedimento para llevar a cabo el negocio que sueñas. La imaginación de ellos ha sido el elemento vital que los ha llevado al éxito. A continuación verás cómo estos pequeños emprendedores lograron crear productos innovadores.

 

Llamado "El empresario más joven del mundo"

[caption id="attachment_37114" align="aligncenter" width="412"] Imagen cortesía de: https://www.drinkstuff.com[/caption]

Nos referimos a Henry Patterson, un niño británico, que con tan solo 13 años, ya ha creado un imperio empresarial. Comenzó a los 7 años de edad, con un emprendimiento que consistió en vender bolsas con estiércol. Luego,  se inició en la venta de artículos, por la famosa página de Internet eBay. Continuó con un tercer negocio, la venta de dulces. Su franquicia "No antes del té" ha ganado popularidad. Sus productos están enfocados al consumo de niños.

Tras el apoyo de su papá, ha podido incrementar sus ganancias y llegar a tener su propia franquicia.  Es él quien lleva la administración, desde los 9 años. Dice, en una de sus entrevistas que lo que lo ha llevado al éxito es entender que:

“Nadie conoce mejor los gustos de los niños, que un niño”.

[caption id="attachment_37115" align="aligncenter" width="371"] Imagen cortesía de: https://www.drinkstuff.com[/caption]

Con su edad se ha vuelto experto en planillas de cálculos y planes de negocios. Tanto así, que ha dado clases de mercadeo, finanzas y ventas. La imagen y el diseño de su empresa, fue creada por él mismo. Aspira, a hacer con dicha imagen, un película de su historia.

De chapa de gaseosa a un accesorio creativo

[caption id="attachment_37116" align="aligncenter" width="352"] Imagen cortesía: http://www.digitaljournal.com[/caption]

Maddie Bradshaw es una niña americana, que con solo 10 años de edad, creó un accesorio ideal y divertido. La idea se le ocurrió, observando que su casillero podría estar decorado. Juntando su creatividad con la filosofía familiar de promover el reciclaje; diseñó una figura abstracta en el interior de una chapa de refresco. Le colocó un imán y empezó a decorar su casillero. Rápidamente comenzó a hacerse popular en el colegio, llegándole pedidos para los casilleros de los otros.

La popularidad se incrementó y pasaron a ser, también, un accesorio corporal. Ahora se veían muy bien como collares. ¿Qué era lo innovador? Eran magnéticos, de esta manera, podían cambiar de chapa cuantas veces quisieran, utilizando la misma cuerda.

[caption id="attachment_37117" align="aligncenter" width="550"] Imagen cortesía de: https://pre.knowledgeatwharton.com.es/[/caption]

Comenzó con sus simples ahorros y las búsquedas de chapas de su tío para convertirlas en su idea ingeniosa. Tres años después, el proyecto de Maddie contaba con 40 empleados y vendía más de 60 mil collares por mes, en 2.500 tiendas.

 

 

 

Deja un comentario