Inicio Historias Spencer Whale, el niño inventor que trabaja en favor de los niños

Spencer Whale, el niño inventor que trabaja en favor de los niños

5821
0
Compartir

Mientras veía a varios padres en los hospitales empujar los parales intravenosos detrás de los niños que jugaban en los hospitales, Spencer Whale, quien tan solo tenía 6 años pensó que debería haber una mejor manera de hacer esto. Su idea fue diseñar un método para conectar los postes intravenosos directamente a los juguetes.

En su emoción de crear soluciones e inventos, Spencer Whale empezó a investigar junto a sus padres. La madre de Spencer Whale logró obtener el permiso del Hospital de Niños para que este pudiera observar y realizar cuestionarios a los niños, padres y empleados para saber cómo podría ayudarlos.

Lo primero que Spencer Whale notó es que los tubos de los aparejos médicos se enredaban mucho cuando los padres los empujaban mientras sus hijos jugaban por el hospital con carros de juguete. De inmediato Spencer empezó a modificar estos carritos.

Spencer Whale estuvo trabajando y pensando en cómo asegurar los parales médicos a los juguetes, en su mayoría de plástico, para que no se cayeran y su peso fuera soportado. Por suerte, Spencer recibió mucha ayuda de la empresa Step 2 Corp, la cual le donó varios carros de juguete para trabajar, también recibió ayuda de los trabajadores en Duquesne Light, quienes soldaron los juguetes de acuerdo a las instrucciones de Spencer. Spencer procedió a cubrir los aparejos médicos en cintas de colores para hacer los juguetes todavía más llamativos, cosa que contrastaba con los grises colores de los aparejos médicos de los hospitales,

La idea final de Spencer Whale fue crear el KidCare Riding Car en 1998 un carro de pedales lleno de colores que no sólo funciona para llevar los aparejos médicos, también sirve para que los niños puedan entretenerse, divertirse y ejercitarse sin preocuparse por enredarse en los aparatos médicos que deben llevar a todos lados en el hospital.

El KidCare Riding Car permite a los niños viajar a través de los pasillos del hospital sin la necesidad de que los padres los sigan a todos lados, ofreciéndoles mayor libertad y eliminando la preocupación de los padres por los accidentes que pudieran ocurrir.

Su invento fue aceptado rápidamente y generó un impacto tan grande que fue ingresado en la Galería Nacional para los Inventores Americanos Jóvenes en Akron, Ohio. siendo una de las siete personas jóvenes aceptadas para este honor.

Después de ganar un concurso, el joven de Pittsburg vendió su licencia a una empresa para que lo fabricase a gran escala. Hoy en día el juguete es uno de los más populares de las plantas de medicina infantil de varios hospitales de Estados Unidos

¿Son los jóvenes los emprendedores ideales para mejorar la situación de todos los niños alrededor del mundo?

Información clave de nuestra historia:

- En el año 2009, cerca de 64 millones de jóvenes menores de  17 años fueron ingresados a los hospitales en todo el territorio estadounidense.

- Los jóvenes emprendedores tienen algo que los mayores no tienen en su arsenal, un punto de vista diferente. En muchas ocasiones, un problema no llega a recibir una solución hasta que se utiliza otro enfoque, incluso varios problemas no llegan a ser detectados hasta que el punto de vista es alterado; este viene siendo el caso de Spencer Whale con el KidCare Riding Car.

- Ya que algunos problemas que afectan a los niños sólo pueden ser detectados por los mismos jóvenes, el ofrecerle las herramientas para solucionarlos es prácticamente una necesidad para asegurar que la calidad de vida de los mismos sea mejorada. Cabe acotar que debido a que los jóvenes tiene una visión más fresca, inocente y tienen la capacidad de ver el problema con mayor claridad, son ellos los más calificados para hallar una solución y hacer todo lo posible para que esta sea aplicada y erradique el problema de la vida de los jóvenes alrededor del mundo.

Deja un comentario