Inicio Blog ¿Sospechas que eres el empleado tóxico de la empresa? Aquí te decimos...

¿Sospechas que eres el empleado tóxico de la empresa? Aquí te decimos qué hacer

1958
1
Compartir

La palabra "tóxica" se ha puesto muy de moda en diferentes aspectos de la vida. Ya con tóxico no sólo nos referimos a productos que pueden ser perjudiciales para la salud, sino que ahora, con esta palabra, logramos identificar a personas que son nocivas para los demás. Personas conflictivas que no permiten, en muchas ocasiones, que se logren objetivos determinados.

Evidentemente nadie suele reconocer que es una persona tóxica, pero, y si en este caso eres tú? Según la Dra. Heidi Grant Halvorson, las personas no somos conscientes de cómo somos percibidas por los demás, por lo que podríamos ser los empleados tóxicos sin darnos cuenta.

Si sospechas que esto te está pasando a ti, sigue estos consejos para revertir esta situación:

¿Eres apático?

Cuando entramos a un trabajo nuevo, nos enfocamos por ser perfectos. Por demostrar todas nuestras habilidades para que nuestros superiores estén satisfechos con la decisión de habernos elegido sobre los demás; pero en este intento de brillar, nos podemos olvidar de mostrar el lado empático, sincero, fiel y honesto de nuestro ser. Esto puede llegar a ser un elemento fundamental para la relación que tengas con tus compañeros de trabajo.

De hecho, la Dra. Grant recomienda que tomes esto muy en cuenta. Procura llevar una relación cercana con tus compañeros, interesarte sinceramente por ellos y mirarlos siempre a los ojos. De esta manera, puedes mostrar tu verdadera esencia.

¿Te definen como una persona egoísta?

El mundo no gira alrededor de ti. Dentro de él, existen millones y millones de habitantes, por lo que es importante que compartas con los demás. Las única necesidades que importan no son las tuyas. Es posible que consideres que tú no eres de esta manera, pero recuerda que lo que es importante en este punto es lo que perciben los demás de ti, no lo que tú crees.

En este punto, son fundamentales dos aspectos; el primero es que si llegas a cometer un error, no trates de involucrar a los demás. Asume tu responsabilidad y enfrenta la situación. Lo segundo es que no te lleves méritos que no te corresponden. Reconoce el valor del trabajo del otro.

¿Eres muy apegado a las reglas?

Varios estudios han arrojado que las personas tóxicas suelen tener exceso de confianza y ser muy egocéntricos. De hecho, estas personas creen que las reglas deben seguirse al pie de la letra.

No mal interpretemos, por supuesto que seguir las reglas es muy importante, pero si al suavizar un poco esto podemos ayudar a otras personas, entonces por qué no hacerlo?

Además, aferrarte 100% a las reglas puede hacer que tus compañeros te repelan, así que relájate un poco y si debes hacer algo imperativamente, explícales las razones a los demás para que puedan entender tu punto.

Fuente: Expok News

1 Comentario

Deja un comentario