Inicio Como saber ¿Cómo saber si hay clientela para un posible negocio?

¿Cómo saber si hay clientela para un posible negocio?

1457
0
Compartir
Cómo saber si hay clientela para un posible negocio

Para poder iniciar un negocio, es de suma importancia estar consciente de que existen clientes dispuestos a pagar por tu producto o servicio. Así, que, se recomienda validar la idea del posible negocio. Esto permitirá ahorrarse algunos problemas, y garantizará la efectiva inversión del tiempo y el dinero.

¿Cómo saber si el producto o servicio tendrá éxito?

Como empresarios, es importante que determinemos la validez a la idea; esto, con el fin de desarrollar el producto o servicio con las mayores probabilidades de tener éxito. Para confirmar esa hipótesis, debemos tomar en cuenta encuestas de mercado, y opinión de posibles clientes. Ellos serán la base de la conformación del posible negocio. Aquí, dejaremos algunas maneras de comprobar la disposición de los clientes. Pero primero, veamos las hipótesis que debemos resolver:

Las hipótesis

Hipótesis del cliente: estos planteamientos, se relacionan directamente con los clientes potenciales. Se toma en cuenta las características y preferencias; y se debe pensar, en base a eso, cómo reaccionarán con la propuesta.

Hipótesis del problema: se relacionan con el problema que buscamos resolver con el producto o servicio.

Hipótesis de producto o la solución del problema: lo importante es resolver el problema que tengan los clientes. La forma de resolverlo, quedará en manos de tu creatividad.

Y ahora, las maneras de validar

Estudios de mercado

Con ellos, se puede entender mejor cuáles son las necesidades de los clientes. Así se podrá determinar qué características debe tener el posible negocio.

Si estos estudios se hacen bien, tomar una decisión acertada será mucho más fácil. Para ello, se debe realizar un cuestionario, con las preguntas adecuadas y con una muestra significativa.

Hay empresas que realizan encuestas minuciosas, y las envían a los clientes ideales. Así, logran conocer mejor al público para adaptar el producto a las necesidades que hayan estudiado.

Entrevistas

Ellas te permitirán tener una visión amplia sobre el asunto, y sobre el producto. Las preguntas deben enfocarse en validar la hipótesis sobre el problema; además, se deben hacer más de 10 entrevistas.

Pero lo que sucede con las entrevistas, es que la información obtenida puede ser muy subjetiva; no es del todo confiable. Sin embargo, es una buena manera de observar, de manera más directa, la descripción del problema a resolver.

Tests

Este es el método de opciones A o B. Ambas opciones son parecidas, pero tienen algún detalle que pueda influir en la reacción del usuario. Así, podemos ver la reacción de los posibles clientes ante un cambio.

Deja un comentario