Inicio Historias Laura Maffei, endocrinólogo y exitosa empresaria

Laura Maffei, endocrinólogo y exitosa empresaria

1191
0
Compartir

Cuando en 1974 la joven Laura Maffei anunció a sus padres que estudiaría medicina la respuesta de éstos fue desalentadora pues en la Argentina de entonces, bajo represión y en época de militancia, no era común la presencia de mujeres en la carrera de medicina. Una realidad que enfrentó con valentía y que nunca la desvió de su meta de establecer su centro privado de atención endocrinológica.

Laura Maffei, endocrinólogo y exitosa empresaria

Cuando Laura Maffei cursaba el quinto año de secundaria llegó un día a su colegio para encontrarse con la terrible sorpresa de que por la difícil e inestable situación política de entonces (año 1974) los alumnos fueron graduados abruptamente sin cursar el sexto año.

Un cambio brusco que se uniría también a la decisión de su familia de emigrar a Brasil donde su padre contaba con una tentadora oportunidad laboral y donde podrían alejarse del convulsionado clima político y social de la Argentina, durante los años del tercer gobierno peronista.

Ya viviendo en Sao Paulo, se encontró con que iba a tener que revalidar todas las materias del secundario para poder entrar en la universidad. Alguien le mencionó la posibilidad de irse a estudiar a Francia y, definitivamente, esa opción la deslumbró. Aunque quería irse a París sus padres prefirieron Montpellier, una ciudad más pequeña, con una universidad histórica y más segura para una chica sola.

Al concluir el cuarto año de la carrera de medicina en Francia, sus padres le anunciaron que volvían a radicarse en Buenos Aires y que la esperaban. Así que revalidó las materias aprobadas en Francia, reacomodó todo y recuperó un año. Culminando la carrera un año después de su matrimonio.

Tras varios empleos en medicina y terminar la residencia hospitalaria en endocrinología, Laura, quien siempre ha estado decidida a lograr lo que se propone, decidió combinar su formación académica con la actividad empresarial. Fue entonces cuando abrió un centro privado de endocrinología clínica al que, con los años, se han sumado varias disciplinas asociadas que ya superan más de 70 profesionales.

¿Está reñida la vocación de servicio con la aptitud para ser empresario?

POR CIERTO

Además de ejercer en su práctica privada, Laura, quien es miembro de la Sociedad Argentina de Endocrinología y Metabolismo y de la Endocrine Society; ha presentado numerosos trabajos sobre el estrés y acaba de presentar su libro “Alicia en el país el estrés”.

 

Deja un comentario