Inicio Historias Bárbara De Anchorena, mudanzas sin estrés

Bárbara De Anchorena, mudanzas sin estrés

772
0
Compartir

Consciente de que las mudanzas representan un cambio significativo en la vida de las personas. Y que, con frecuencia, éste se ve inmerso en una mezcla de emociones contradictorias y mucho estrés; la joven Bárbara De Anchorena decidió aprovechar su experiencia de más de trece años como organizadora de eventos; para ofrecer una nueva categoría de servicios. En este caso, el de moving planner. Un servicio dedicado a mudanzas completas, desde el embalado hasta su ubicación en el nuevo hogar.

Bárbara De Anchorena, la moving planner que garantiza mudanzas sin estrés

La argentina Bárbara de Anchorena se formó a nivel técnico en el área de organización de eventos; y, durante más de 13 años trabajó organizando eventos, acciones y viajes para clientes extranjeros, particulares, ONGs, y empresas como Procter & Gamble, Natura, Adidas, entre otras.

Allí, tuvo estrecho contacto con muchas familias de empresarios que, por motivos laborales; eran trasladados a otras ciudades y países para continuar desempeñándose en otras sedes de las empresas donde originalmente trabajaban. Una experiencia que le permitió detectar un nicho de mercado; en el que podría ofrecer un servicio de mudanzas que se encarga de la coordinación de la misma hasta el desembalaje y organización de todo.

Para ello, Bárbara trabaja con una empresa de mudanzas y se ocupa personalmente de toda la coordinación del primero al último minuto. El objetivo es que la persona no tenga que hacer nada y que el desembalaje de lo mudado sea realmente eficiente.

Primero se reúne con la familia, en el hogar que están por dejar, para conocer sus costumbres y gustos. Luego, organiza la mudanza y al recibirla; se encarga de desembalarla y organizar todo como el cliente se lo imaginó: camas listas, vajilla guardada, despensa ordenada, nevera organizada, hasta jabón y papel higiénico en el baño.

Dependiendo del tamaño de la mudanza, esta emprendedora ofrece que, al recibir la mudanza, en un lapso de uno o tres días, mientras las familias se van a un hotel o se instalan en casa de un familiar, ella los recibirá en una nueva casa lista para vivirla. Como por arte de magia. Con la ropa más ordenada de lo que la tenían, el mismo canasto de ropa sucia al lado del lavarropas, las camas hechas y el cepillo de dientes de cada integrante en el baño.

En un mundo en el que cada vez contamos con menos tiempo ¿Qué servicio te atreverías a ofrecer?

POR CIERTO

Para Bárbara, cada evento que organiza y cada mudanza; son un desafío que la obliga a dar lo mejor para ejecutarlos de manera impecable. Ama la adrenalina y la satisfacción de un trabajo bien hecho, un cliente contento, un recuerdo imborrable.

Deja un comentario