Inicio Historias Brindar una mano a quien más lo necesita, no es tan caro

Brindar una mano a quien más lo necesita, no es tan caro

1525
0
Compartir
Brindar una mano a quien más lo necesita, no es tan caro
Imagen cortesía de https://www.facebook.com/HazLaDiferenciaVE/

Ayudar a otros, es una manera maravillosa de vivir nuestra vida. Es una manera de justificar nuestra existencia y paso por este mundo. Precisamente, por esas ganas de ayudar; en especial en momentos donde en Venezuela se vive una dura situación económica, el venezolano Diego Prada Manzano decidió crear un
grupo de voluntariado. Este equipo, con su loable labor ha logrado llevar calidad de vida y una sonrisa a más de un venezolano. Brindar una mano de ayuda es una sencilla tarea, con grandes resultados.

Haz la diferencia: brindar una mano al venezolano

A sus 28 años de edad, Prada decidió hacer la diferencia. Tenía unas inmensas ganas de hacer algo por los venezolanos; dada la situación que actualmente se vive en el país, su iniciativa ha sido de indiscutible ayuda. Principalmente, porque muchos venezolanos, aún, teniendo empleos, son propensos a pasar hambre.

Esta es una dolorosa situación que se puede apreciar cada día, en las calles de nuestro país. No es la primera vez que Diego emprende. Al contrario, es conocido por su espíritu emprendedor y las ganas de ayudar a Venezuela a crecer en alma y cultura. Y esto es algo que nos hace mucha falta actualmente.

Brindar una mano a quien más lo necesita, no es tan caro 1Imagen cortesía de https://www.facebook.com/HazLaDiferenciaVE/

Este venezolano se ha conectado a personas en situación de calle, o con problemas económicos serios. Ellos pasan hambre día a día; por eso se inició este proyecto, en donde se puede brindar una mano a nuestros hermanos venezolanos.

Fue en diciembre del año 2016, la fecha ideal para reconciliarnos con quienes somos; cuando Diego decidió invitar a amigos y conocidos a sacar adelante un emprendimiento social.

¿Cómo inició esta gran idea?

La idea principal de “Hacer la diferencia”, es cómo pasar de tener los brazos cruzados a la acción.

Todo inició con una jornada para repartir comida a las personas en situación de calle. Ahora con más de 100 voluntarios cada fin de semana, Haz la Diferencia se ocupa de alguna misión; ya sea llevar comida a personas en situación de calle, juguetes a niños, artículos de primera necesidad a personas que lo necesitan.

Uno de los aspectos más valiosos de Haz la diferencia, es que está conformada por un grupo de jóvenes profesionales. Son emprendedores acompañados de estudiantes, y algunos mayores. Ellos se organizan para hacer un cambio, conectándose a través de las redes sociales para poder alcanzar una meta.

Sin duda, emprendimientos como Haz la Diferencia nos permiten entender que, al dar a otros, realmente, el que termina recibiendo más, es uno.

Deja un comentario