Inicio Historias Kitcel, de la basura al ahorro

Kitcel, de la basura al ahorro

2167
0
Compartir

El unicel o poli estireno expandido es una espuma plástica que deriva del petróleo, es altamente contaminante principalmente porque es muy difícil de degradar y es inflamable. Marissa Cuevas, decidió hacer un emprendimiento que ayude a la solución a este problema ambiental en México convirtiendo el unicel en barniz para madera.

Actualmente el consumo desmedido de productos desechables perjudica enormemente la manera que vivimos, lastimosamente existen pocos centros de acopio para eliminar los productos que dañan nuestro ambiente y la tierra tarda demasiado tiempo en degradar estos materiales.

Marissa Cuevas dispuesta a dar aportes para cambiar la realidad ambiental de su país y ser un referente para otros emprendedores, llegó a la conclusión que era importante crear iniciativas y empresas sustentables que aborden el problema de los residuos sólidos urbanos.

Gracias a sus estudios en Berlín, en la carrera de Ingeniería en Energías y Técnicas de Proceso, tocó muy de cerca temas de energía renovable. Su tesis se enfocó principalmente en cómo hacer energía de basura.

En México, durante 2 años trabajó para la Cooperación Alemana, realizó diversas investigaciones entre estas una sobre el calentamiento solar de agua. En este tiempo, comenzó a disolver el unicel con los empaques de comida que se consumía dentro de la oficina, y así fue como poco a poco tomó forma su proyecto.

Marissa comenzó a experimentar. Así logro crear Kitcel. Nuestra misión es transformar desechos urbanos en materia prima, para generar productos útiles, reduciendo así la generación de basura. El barniz para madera Kitcel ofrece una solución sustentable ante la sobre producción de basura de este material.

¿Cómo es el proceso?

El primer paso es el acopio de unicel, el cual debe someterse a un proceso de purificación para poder ser trabajado, se eliminan los restos de comida, tierra, etc. Le sigue el proceso de desintegración.

De esta forma Kitcel es un producto realmente amigable con el ambiente.

El resultado: Por cada 500kg de barniz se reducen 412,5kg de CO2 equivalente. No conforme con esto Kitcel tiene un beneficio adicional, el producto huele a limón o naranja, por lo que no tiene ese aroma tradicional a solvente que tienen los demás barnices. Los envases del producto son de vidrio 100% con ello se evita para la producción de más basura.

El producto se puede adquirir en supermercados y también en el Fan Page de Kitcel, es uno de los favoritos de estudiantes de diseño industrial.

¿Este tipo de procesos que transforman productos dañinos en materiales amigables para la salud y el ambiente, podrán tomarse de referencia para concientizar a la sociedad y a las empresas a hacer mejor uso de los recursos?

Información clave de nuestra historia:

- La producción anual de poli estireno expandido, se calcula en 350 mil toneladas. Se recicla menos del dos por ciento de este.

Para saber más acerca de Kitcel, estar al tanto de todas sus novedades o ponerte en contacto con los emprendedores detrás de tan interesante historia, puedes hacerlo entrando a su página web: http://kitcel.com/ o escribiéndoles a su correo electrónico recicladoradeunicel@gmail.com.

También puedes seguir Kitcel través de Facebook y LinkedIn para recibir todas sus actualizaciones.

(Información extraída de: http://www.dineroenimagen.com/2014-07-07/39986 - https://fondeadora.mx/projects/kitcel)

Deja un comentario