Inicio Historias El lápiz electrónico, creer para ver

El lápiz electrónico, creer para ver

5979
0
Compartir

Alfredo Blanco, Profesor de Idiomas y Científico venezolano, perdió la vista debido a un glaucoma. En lugar de dejarse vencer por esta nueva condición con la que debía aprender a vivir, Alfredo logró canalizar esta experiencia y convertirse en un emprendedor admirable.

Dentro de la oscuridad y la desesperación que perder uno de los sentidos puede significar para una persona, Alfredo comprendió que una discapacidad no es una tragedia, es un reto a vencer. Sus ganas de escribir y que la gente pudiera leerlo se hicieron cada vez más fuertes, y con el propósito de alcanzar esta ilusión, Alfredo utilizó sus conocimiento tecnológicos para mejorar su calidad de vida.

Blanco creó un lápiz y un cuaderno electrónico, útiles no sólo para él, sino para todos los invidentes.  Este lápiz es un dispositivo portátil que cuenta con 14 teclas de combinaciones Braille y un sistema denominado PRD que las simplifica. Este lápiz se comunica mediante un cuaderno electrónico por Bluetooth, permitiendo a las personas con discapacidad visual la comunicación escrita con videntes.

Gracias al lápiz electrónico, los invidentes pueden escribir en Braille, lo que los videntes leerán en el cuaderno en lenguaje alfabético. Adicionalmente, el cuaderno y el lápiz cuentan con la opción de reproducir en voz alta lo que se ha escrito con ellos. Esto permite a las personas invidentes la comunicación con otros invidentes.

El dispositivo inventado por Alfredo Blanco está diseñado para ser utilizado en actividades laborales y estudiantiles, permitiendo que puedan tomar notas, realizar tareas escritas, presentar exámenes, entregar trabajo o llevar su agenda personal.

Con su invento, Alfredo abrió las puertas de la comunicación a las personas invidentes que anteriormente sólo contaban con el sistema Braile tradicional, lenguaje que muy pocas personas pueden descifrar.

Alfredo tuvo la oportunidad de participar entre 700 emprendedores en el Concurso Latinoamericano, Innovadores de América, quedando en segundo lugar, y saliendo victorioso en la categoría emprendimiento social, en el Concurso ideas 2012.

¿Qué mecanismo se dispara en una persona para que convierta en objetivo de un emprendimiento las necesidades que su propia discapacidad le exigen?

Para conocer más sobre este proyecto y colaborar con futuras investigaciones, puedes contactar al Profesor Alfredo a través del correo electrónico alfredolapiz@hotmail.com  o el teléfono celular, (0416) 519.37.84. Más información en  www.puntoalfredodigital.com.ve.

 

Información clave de nuestra historia:

Alfredo Blanco no es el único emprendedor con discapacidad que ha alcanzado el éxito. En otros países, incluso existen organizaciones que apoyan el emprendimiento de este porcentaje de la población, realizando un seguimiento guiado desde el comienzo de su formación hasta el financiamiento de su proyecto!

La Asociación Española de Emprendedores con Discapacidad - Sí Podemos: fundada el 20 de octubre de 2011 en Madrid,  por veinticuatro socios con diversos tipos de discapacidad, trabaja en la gestión, defensa y fomento de los intereses de profesionales y emprendedores con cualquier tipo de discapacidad. (http://www.emprendedorescondiscapacidad.com)

 

 

- El chileno Raúl Cisternas, tenía apenas 22 años cuando un accidente automovilístico lo causó tetrapejia. En vez de decaer, este joven utilizó sus fuerzas para alcanzar al menos la movilidad de sus brazos. A sus 28 años, es un microempresario exitoso, ofreciendo el único servicio de juegos infantiles de la comunidad chilena de Los Álamos. Raúl comenzó con una cama elástica, y gracias al Programa de Emprendimientos Locales, consiguió el apoyo que le permitió comprar un vehículo de trabajo adaptado especialmente para sus necesidades.

 

Deja un comentario